El día 14 de mayo de 2020, se celebró la reunión con el jurado calificador en el área de Endocrinología y/o Riesgo Cardiometabólico, donde se presentaron 35 proyectos.

Miembros del jurado:

Dr. Andrés Íñiguez. Jefe de Servicio de Cardiología del Hospital Meixoeiro de Vigo. Patrono de la Fundación Merck Salud
• Dra. Irene Bretón Lesmes. Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Presidenta de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición.
• Dra. Beatriz García Cuartero. Servicio de Endocrinología Pediátrica del Hospital Severo Ochoa de Leganés. Presidenta de la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica
• Dr. Julián Pérez-Villacastín Domínguez. Director del Instituto Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos. Presidente electo de la Sociedad Española de Cardiología.
• Dr. Francisco Tinahones Madueño. Servicio Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínico Universitario de Málaga. Propuesto por la ANEP
• Dr. Manuel Puig Domingo. Jefe del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Germans Trias
• Dra. Sonia Gaztambide. Jefa del Servicio de Endocrinología del Hospital de Cruces de Bilbao. Presidenta de la Sociedad Española de Diabetes.

Tras la evaluación y discusión individualizada de cada proyecto, acordaron conceder la Ayuda al Proyecto que lleva por título:

“Obesidad infantil: La bola de nieve que precede la avalancha metabólica (una aproximación epigenómica)”, del que es investigador principal el Dr. Josep C. Jiménez Chillarón del Institut de Recerca Sant Joan de Déu.

Marta Ramon Krauel,MD,PhD
Rubén Díaz Naderi,MD,PhD
Carles Lerín Martínez, PhD
Marcela Parra Vargas,PhD
Ivonne Palacios Marin, MS

siora-photography-cixohzDpNIo-unsplash

La obesidad infantil “se comporta” como una bola de nieve: Comienza como un problema de sobrepeso y avanza hasta convertirse en una avalancha metabólica: incrementa el riesgo de otras comorbilidades que, en conjunto, reducen la esperanza de vida. Es fundamental identificar mecanismos moleculares implicados en el inicio de la enfermedad y sus consecuencias a largo plazo. La metilación del ADN es un buen candidato porque se establece durante los primeros estadios de la vida, se mantiene muy estable (hasta décadas), y regula la expresión génica.

¡Nuestra Presidenta Carmen González Madrid, le da la enhorabuena al Dr. Josep C. Jiménez Chillarón  y todo el equipo!